Les Cols Restaurante

Con coles y sin coles

en un espacio que ayuda

a crear intimidad

y a desvelar conversaciones,

hemos comido, hemos bebido

y aprendido que el tiempo no pasa

si lo podemos compartir

con amigos que se quieren.

Nunca nadie nos quitará

esta noche, y el ámbito

de recuerdos reunidos

en pocas horas.

Prometámonos mantener

la quietud en nosotros;

dentro de unos años nos servirá

de dulce compañía.

 

Miquel Martí i Pol 15-6-96

“La intimidad de un paisaje. El ciclo inmutable de las estaciones…”

Todo este entorno tiene que hacer posible una cocina de la estacionalidad y del paisaje rural de La Garrotxa; sobria pero esencial; austera y humilde pero intuitiva, íntima y auténtica. Una cocina que debe conseguir ser el reflejo de nuestra manera de ser.

 

Desde aquí pero con la capacidad de abrirnos al mundo, con la aspiración de alcanzar lo universal a través del espacio de aquello tan íntimo. El esplendor de la naturaleza. La plenitud de la vida.

Arquitectura

Les Cols Restaurant o el projecte de l’evocació

RCR Arquitectes

Evocar el pasado.

La casa rural con su estructura de tres crujías, el gran comedor, los porches de estancia.

 

Evocar la autosubsistencia.

El huerto con las coles, las gallinas picoteando,

los frutales en flor.

 

Evocar la vida al aire libre.

Sentarse en el porche a comer, rodeado de air,

de plantas, de aromes, de visuales, sin perder

el misterio que guardan las paredes gruesas.

 

Evocar la sensualidad.

Sumergirse en un mundo repleto de cava,

de cortinas vegetales, de filtros insinuantes,

de sillas en flor.

Evocar el aire culinario.

Sobre un soporte neutro lucen los colores, los

sabores, las texturas diferentes, una preparación

cuidada y laboriosa para un instante de placer.

 

Evocar el futuro.

Donde las imágenes virtuales y las reales se confunden

y donde el acero sustituye a la piedra, al barro, a la cal y al agua, donde lo húmedo deja paso a lo seco.

 

Evocar el tiempo.

Donde la visión del instante permite recorrer el

tiempo en el sentido del pasado y en el sentido

del futuro en la trilogía comedor, sala y cocina.