Fina Puigdevall

Fina de Les Cols regenta desde el mes de mayo del año 1990, el Restaurante Les Cols de Olot, del que es propietaria y cocinera y que se ubica en la Masía donde nació.

 

Su cocina transmite mucho con pocos elementos. Le gusta desnudar los platos hasta que quede lo más esencial, pero sin perderse la poesía. Es una cocina sobria pero esencial; depurada pero generosa. Transmite sinceridad, equilibrio, austeridad, naturalidad, de una manera auténtica y emotiva, con ilusión, intuición y sensibilidad. Es una cocina del paisaje y de la estacionalidad, del alimento no viajado. Una cocina sostenible, en un mundo globalizado y cada día más carente de autenticidad.

 

Su cocina es el reflejo de su manera de ser. Las propuestas que ofrece están arraigadas a la tierra y el paisaje que la rodea. Por ello, ha empezado un trabajo de investigación y recuperación de la huerta tradicional de la comarca. Trabaja, con una visión particular, los productos propios de La Garrotxa: el alforfón, la patata de La Vall d’en Bas, el maíz, el averío de payés – patos y pollos de corral, – las judías de Santa Pau, la ratafía, el roscón de Olot, el cerdo y los embutidos, la trucha de río, el caracol, el jabalí, la trufa, la castaña, el nabo, las setas, las hierbas y las flores…

Quiere dar lo más íntimo y familiar pero con un lenguaje actual. Le gusta enaltecer los productos humildes; tener la naturaleza y el paisaje como fuente de inspiración; reinterpretar y adaptar los productos de la tierra y de su entorno; que la presentación juegue con el vacío o el espacio del plato; el contraste tradición/vanguardia. La misma filosofía que ha inspirado la reforma arquitectónica del restaurante es la que inspira su cocina.

 

Fina considera a su equipo como una prolongación de la familia, por el juego de complicidades que se crean. Considera que el objetivo de su restaurante es dar felicidad. Por eso da mucha importancia al ritual y a que se disfrute de cada uno de los placeres que rodean la mesa: el lujo de la luz y del silencio; la importancia del gesto y la mirada; la serenidad en el ambiente; la hospitalidad.

El equipo